27 / 07 / 2017 , 8:34 pm
Inicio > Salud y vida Fitness > ¿Por qué tenemos Agujetas? ¿Qué hay de verdad y mentira?

¿Por qué tenemos Agujetas? ¿Qué hay de verdad y mentira?

fibrasLa mayoría de nosotros hemos tenido agujetas en algún momento de nuestras vidas.

Pero el verdadero nombre de éstas, es el de DOMPAT (dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía) o mialgia referida.

El nombre de agujetas se le dio por la falsa creencia (data de 1956) de que se producían por la acumulación de cristales de ácido láctico que “pinchaban” y producían el característico dolor.

Sin embargo, esa teoría se ha desechado por varias razones:

  • Una de ellas, es que pacientes con la enfermedad de Mc Ardle (glucogenosis TIPO V), en la que el organismo no puede usar el glucógeno para tener energía, y no pueden generar ácido láctico, cuando realizan ejercicio, sufren también de “agujetas”.
  • Otra razón, es que se han realizado biopsias en personas entrenadas, y no se han visto cristales de ácido láctico, ni a las 24, 48, o 72h después.
  • Y por último, que el ácido láctico cristaliza a temperaturas por debajo de los 0ºC.

Es ya el momento de olvidarnos ya de esos mitos, sobre todo de gimnasio, internet, etc…. sobre las agujetas.

Existen varias teorías por las que se explica el mecanismo de producción de las “agujetas”, pero la que está siendo más aceptada por la Comunidad Científica, es la de pequeñas microrroturas de fibras musculares.

dolor agujetasEl dolor muscular o mialgia aparece siempre después de haber realizado la actividad deportiva, produciéndose una rotura de fibras (pero de apariencia micro); y si somos más técnicos, sería la rotura de los sarcómeros musculares en su fase excéntrica (cuando se estira el músculo).

Esas microrroturas se producen por falta de entrenamiento, sobreentrenamiento, uso de ejercicios diferentes a los que no estamos acostumbrados….

Mediante una analítica sanguínea, podemos ver que días después de ese esfuerzo físico y de la aparición de las”agujetas”, están elevados los niveles de CPK o CK (Creatin Fosfokinasa), que es un marcador de daño muscular. O también la LDH (Lactato deshidrogenasa).

¿Cuándo aparecen las agujetas?

Se pueden ir presentando a las horas de hacer deporte, y a medida que van pasando, llegando a las 24-48 horas, tiene un punto de máximas molestias y dolor.

¿Cómo podemos evitarlas o tratarlas?

Pues existe otro mito referente a esto, y es el uso de bicarbonato para disminuir el ácido láctico, que como vimos anteriormente, no es la causa de las agujetas. Y otro es el de tomar agua con azúcar para disminuir las “agujetas” postentreno. Se tomen ambos “remedios” antes para evitarlas, o después para minimizarlas, no funcionan.

Lo mejor en estos casos es tratarlas con los baños de contraste, usando agua fría y caliente, alternando una y otra, durante 2-3 minutos cada una. Así provocaremos vasoconstricción y vasodilatación, mejorando el flujo sanguíneo y la entrada de nutrientes y la salida de sustancias de desecho.

También se pueden usar cremas antiinflamatorias, en lugar de los típicos medicamentos orales.

Si añadimos masajes drenantes y estiramientos, la mejora será mayor.

Cuando nuestro objetivo es el prevenirlas, deberíamos ir adaptando los entrenamientos a nuestro estado de forma, sin ser excesivos, que haya unas modificaciones paulatinas, no de forma brusca.

Hay estudios con algunos suplementos que pueden mejorar los síntomas de las agujetas, como podría ser la citrulina malato, pero son estudios no del todo concluyentes, o con sesgos.

Pedro Encinas
Nutricionista deportivo, Fisioterapeuta y Osteópata

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*


cuatro × = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>