12 / 12 / 2017 , 11:25 pm
Inicio > Bienestar y salud > Cómo proteger las rodillas durante el ejercicio

Cómo proteger las rodillas durante el ejercicio

proteger las rodillas

Proteger las rodillas y las articulaciones es uno de los hábitos indispensables que debes de tomar a la hora de hacer ejercicio. Las rodillas son probablemente la parte del cuerpo que más puede llegar a sufrir en la mayoría de deportes, y es que, sin darnos cuenta, muchas veces sometemos esta parte del cuerpo a demasiada presión y es probable que en un futuro esto te pase factura, por ello, te traemos una serie de consejos que te ayudarán a proteger las rodillas.

Consejos para proteger las rodillas

Algunas de las lesiones más comunes de rodilla son el esguince, la distensión o desgarro de músculos y tendones, la tendinitis, afecciones de menisco, posibles fracturas de hueso y la dislocación de las rótulas, claramente todas temidas por los deportistas, que para evitarlas deben tener en cuenta estos consejos:

  1. Evitar impactos fuertes para proteger las rodillas

Si queremos proteger nuestras rodillas uno de los indispensables es evitar golpear las piernas de manera innecesaria, esto suele pasar sobre todo en los deportes que se precisa desplazamiento y/o carrera. Para que ocurra esto, es necesario realizar el ejercicio en el firme adecuado, es decir, debe ser firme y a su vez blando para evitar que las rodillas sufran. Además, es muy importante el calzado con el que se realice el ejercicio, deben estar listas para absorber casi toda la fuerza del impacto.

  1. No estirar nunca del todo las piernas para proteger las rodillas

No se debe descargar, bajo ningún concepto, la tensión de un ejercicio en las rodillas. Sabemos que esto, la mayoría de veces es muy difícil, ya que tenemos la costumbre de descargar toda la tensión en las rodillas. Por ello, un simple gesto que puede cambiar esto es mantener siempre ligeramente flexionadas las rodillas, ya que, si las estiramos del todo, toda la tensión recae sobre ellas, por el contrario, si las mantenemos flexionadas, la fuerza la harán los músculos.

  1. Tener un peso adecuado para proteger las rodillas

Seamos claros con este punto, cada kilo que sumas a tu peso supone cinco kilos extra a tu rótula al subir y bajar escaleras, por tanto, con simplemente la pérdida de cinco kilos, los síntomas asociados al dolor de rodilla pueden llegar a disminuir hasta en un 50%.

  1. Fortalecer los músculos para proteger las rodillas

Este es uno de los puntos indispensables para evitar lesiones de rodilla y futuros problemas. Mantén fortalecidos los músculos de alrededor de las rodillas para que sean ellos los que aguanten la mayoría de la tensión y no lo hagan las rodillas en sí. Los cuádriceps, los gemelos y los isquiotibiales deben estar fuertes siempre.

Por supuesto, para proteger las rodillas siempre hacer una buena elección de calzado y acorde con el ejercicio que se está practicando, además de por descontado, evitar el sedentarismo, porque puede ser uno de los principales factores que afecten a tus articulaciones. Cuida tus rodillas y tu cuerpo.

 

Deja un Comentario