21 / 10 / 2017 , 3:01 am
Inicio > Recetas Fitness > Deliciosas recetas para los más golosos con proteína Whey

Deliciosas recetas para los más golosos con proteína Whey

proteína whey

¿A quién no se le hace la boca agua cuando ve esos deliciosos postres que hay en las pastelerías? Seguro que más de uno piensa en dejar su estilo de vida sana y pasarse al lado oscuro, comiendo comida que puede resultar prohibida.

Pues bien, hoy os traemos tres deliciosas recetas con proteína Whey que están para chuparse los dedos y que son fit y que, por cierto, no tienen nada que envidiar a todo esos pasteles que se ven por doquier. ¡Vamos a ello!

Proteína whey: el ingrediente principal para crear recetas saludables y golosas

La proteína Whey es uno de los ingredientes que tienes que tener siempre a mano para poder crear platos realmente deliciosos y que, a su vez, sean sanos y te ayuden con tu objetivo de mantenerte en forma.

Hay infinidad de recetas con proteína Whey pero desde Usa fitness te proponemos estas tres recetas:

Tortita de proteína sabor vainilla con proteína whey sabor vainilla

proteína whey tortitas

Disfrutar de unas buenas tortitas para desayunar o merendar ya no es un imposible, gracias a la proteína Whey y la siguiente receta.

Para prepararla necesitarás:

  • Dos huevos
  • Una taza de proteína Whey sabor vainilla.
  • Una taza de harina de avena
  • Lo que quieras añadir para decorar, por ejemplo, yogur.

Su elaboración es realmente muy sencilla, por lo que no podrás decir que no a esta receta fácilmente. Mezcla todos los ingredientes en la batidora y, una vez que esté batido, tiraremos la mezcla restante en la sartén. En este punto cabe mencionar la importancia de una buena sartén antiadherente para conseguir unas tortitas perfectas. En cuestión de poco tiempo empezarás a ver cómo aparecen una pequeñas burbujas, ¡es el momento de darle la vuelta! repetimos el mismo proceso y tiempo por la otra parte y…¡listo! Ya tienes tu tortitas proteicas de vainilla, solo falta añadirle lo que creas para acompañar. Un consejo, a nosotros nos gusta mucho con yogur.

Yogur con fresas con proteína Whey sabor fresa

proteína whey yogur con fresas

¿Buscando un postre saludable y a la vez delicioso? ¿Qué tal un yogur con fresa? Esta opción sirve tanto para después de una comida como para un tentempié a media tarde para merendar. Para ponerte con ello necesitarás:

  • Un yogur griego
  • Fresas congeladas
  • Una taza de proteína whey de fresa.

¿Ya lo tienes todo? Pues vamos con los pasos que hay que seguir:

  1. Trocear la fruta y dejarla toda la noche anterior en el congelador.
  2. Al día siguiente, cogemos la fruta troceada y congelada y la pasamos por la batidora hasta conseguir una textura cremosa.
  3. Añadir el yogur griego y la taza de proteínas sabor fresa.
  4. Batimos todo junto y…¡voilà! Ya lo tenemos listo para servir.

Si quieres conseguir un efecto óptico más llamativo puedes coronar los vasos que acabas de servir con trozos de fruta por encima.

Brownie con proteína Whey sabor chocolate

proteína whey brownie

Si tu perdición es el chocolate, bienvenido al club de las personas que son adictas a este brownie de chocolate realizado con proteína whey chocolate. Para empezar con su elaboración necesitas:

Para el interior:

  • 2 tazas de frutos a tu elección, eso sí, que estén deshidratados.
  • 2 tazas de almendras naturales.
  • 5 cucharadas aproximadamente de cacao amargo.

Para el recubrimiento:

  • 1 taza de frutos deshidratados (al gusto)
  • 4 cucharadas de proteína Whey con sabor a chocolate
  • Un cuarto de taza de aceite de coco y tres cuartos de taza con agua

Una vez tengas todos los ingredientes es el momento de poner las manos en la masa.

  1. Moler las almendras y los frutos secos que has escogido. Lo ideal es no molerlas al 100% para conseguir el toque crujiente que tanto gusta en el brownie pero, como siempre, eso es a tu gusto.
  2. Poner en una fuente los frutos secos molidos e ir agregando el cacao. Una vez tengas la mezcla, es el momento de añadir también las almendras molidas. Mezclar todo a conciencia hasta conseguir una pasta, la cual dejaremos reposar en la nevera.
  3. Mientras la pasta que acabamos de hacer se enfría iremos preparando el recubrimiento. Para ello pon en una licuadora todos los elementos (frutos secos molidos, proteína, aceite de coco y agua) hasta conseguir una pasta.
  4. Es hora de sacar del congelador el relleno y poner por encima de éste el recubrimiento que se acaba de hacer esparciendolo de manera homogénea por toda la superficie.
  5. Una vez lo tengas todo preparado, deja el plato a reposar durante una hora en la nevera. Pasado este tiempo ya podrás disfrutar de tu brownie proteico.

Y tú, ¿con cuál de ellas te quedas? Nosotros con todas…. ¡es muy difícil escoger solo una!

Deja un Comentario