19 / 06 / 2018 , 11:37 pm
Inicio > Bienestar y salud > Efectos del Café

Efectos del Café

Hoy en día, el café, es una de las bebidas más consumidas en el mundo. Su consumo se da de innumerables y diferentes maneras, ya que es utilizada en ámbitos como el deporte, el trabajo, los estudios… También es utilizado como forma de socialización o simplemente para despertarse o sentirse con energía.

Esta bebida se obtiene del fruto de la planta “Cafeto”, tostando y moliendo sus granos. Hay muchísimas variedades diferentes según el fruto y el tratamiento de los granos, teniendo así distintas propiedades que tienen muchísimos efectos y beneficios en nuestra salud.

EFECTOS DEL CAFÉ:

El café contiene varios compuestos o componentes biológicos, dependiendo de la variedad y el tratamiento de este. Estos componentes, como la cafeína (conocida por todos), diterpenos, ácido cloro génico y melanoidis son las propiedades importantes que destacan por sus efectos beneficiosos en la salud, entre otros, tienen un efecto antioxidante en el cuerpo. Por ello, uno de los efectos más importantes es a nivel cardiovascular. Pero como hemos comentado anteriormente, la ingesta de estos compuestos depende de la variedad, el tratamiento, el grado de tostado, el tipo de elaboración y el tamaño de la porción. Esto hará que el efecto antioxidante varíe dependiendo del tipo de café que se consuma.

Algunos de estos polifenoles, pueden elevar la fracción lipídica (degradación oxidativa de los lípidos) y afectar positivamente a la función endotelial (factor clave en la conservación de la salud vascular, que además sirve como marcador clínico para pronosticar el desarrollo y/o resultado de las enfermedades cardiovasculares) según la dosis.

Se ha observado que el café tostado tiene mayor efecto antioxidante siendo el ácido cloro génico es un compuesto importante en este fenómeno. Aparte de este efecto, los componentes del café mencionados anteriormente como por ejemplo la melanoidis, también tienen un efecto antiinflamatorio; y los diterpenos, (en este caso cafestol y kahweol) tienen propiedades anticancerígenas. Es más, hay estudios que indican que tomar café podría llegar a ayudar a combatir los tumores cancerígenos, ya que pueden inhibir el crecimiento y la metástasis de las células tumorales e inducir apoptosis. 

Otros estudios demuestran la propiedad hepatoprotectora del café, teniendo efectos positivos en las enfermedades hepáticas como la hepatitis viral, cirrosis hepática…  Se han detectado efectos en la modulación del mRNA, reducción de la tensión del retículo endoplasmático y citoquinas pro inflamatorias…

Además de los beneficios mencionados anteriormente, se pueden destacar otros como la mejoría en la fibrosis y en la esteatosis hepática (hígado graso), la reducción de la acumulación de grasa y la deposición de colágeno en el hígado. Pudiendo también promover la capacidad antioxidante mediante el aumento en el glutatión. (Morisco, Lembo, Mazoneó, Camera, Caporaso & 2014). También se asocia con la reducción de las enfermedades como el Parkinson, Diabetes, enfermedades degenerativas, enfermedades cardiovasculares.

Por último, hay que remarcar que la mayoría de los estudios demuestran que ingerir café en dosis regulares, no aumenta el riesgo de hipertensión. (Geleijnse, 2008). Esta dosis regular es de 3-4 tazas al día, pero hay que tener cuidado con las personas más vulnerables como los niños, adolescentes, ancianos, personas con hipertensión y embarazadas.

En conclusión, ingerir café en dosis regulares tiene más beneficios que efectos negativos, pero hay que darle mucha importancia al acompañamiento de este, siendo siempre la mejor opción no endulzarlo con nada, y en el caso de hacerlo, que sea con precaución y eligiendo las mejores opciones.

Es importante utilizar estos datos con precaución, y no pensar que el café es un elixir que lo cura todo.

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  • Geleijnse, MG. (2008, octubre). Habitual coffee consumption and blood pressure: An epidemiological perspective. Vasc Health Risk Manag, 4, pp.963-970.
  • Higdon, JV., & Frei, B. (2006). Coffee and health: a review of recent human research. Crit Rev Food Sci Nutr, 46, pp.101-123.
  • Ludwig, IA., Clifford, MN., Lean, ME., Ashihara, H., & Crozier, A. (2014, agosto). Coffee: biochemistry and potential impact on health. Food Funct, 5, pp.1695-1717.
  • Morisco. F., Lembo, V., Mazoneó, G., Camera, S., & Caporaso, N. (2014, diciembre). Coffee and liver health. J Clin Gastroenterol, 48, pp.87-90.
  •  Godos,J., Pluchinotta, FR.,Marventano, S., Li Volti, G., Galvano F., & Grosso, G.  (2014, julio 21). Coffee components and cardiovascular risk: beneficial and detrimental effects. Int J Food Sci Nutr, 65, pp.925-936.
  • Neuwirthová, J., Gál, B., Smilek, P., & Urbánková, P. (2017). Coffee in Cancer Chemoprevention. Klin Onkol, 30, pp.106-114.
  • Szántová, M., & Ďurkovičová, Z. (2016). Coffee as hepatoprotective factor. Vnitr Lek, 62, pp.990-997.

 

Autor: Jon Aramburu González

 

Deja un Comentario