23 / 10 / 2017 , 2:36 am
Inicio > Salud y vida Fitness > ¿Es verdad todo lo que sabes de la grasa?

¿Es verdad todo lo que sabes de la grasa?

la grasa

La grasa, pese a lo que todo el mundo piensa, es vital para un correcto funcionamiento del cuerpo. Si no las tomásemos tendríamos deficiencia de las vitaminas Liposolubles A, D, E y K, lo que podría llevarnos a sufrir algunas enfermedades. La desinformación sobre este nutriente es lo que lleva a errores importantes en las dietas.

Todo lo que debes saber sobre la grasa

La función principal de la grasa es aportar energía mediante las 9 Kcal por gramo que se ingieren. La American Heart Association (AHA) clasifica la grasa en tres tipos: la buena, la mala y la fea.

La grasa buena

Estas son las monoinsaturadas y poliinsaturadas que se pueden conseguir mediante aceites líquidos a base de vegetales como por ejemplo el aceite de oliva o de maní; mediante nueces y semillas; mediante el aguacate; y mediante el pescado graso como es el atún, la caballa, el salmón o la sardina.

La grasa monoinsaturada y poliinsaturada puede hacer que se disminuya el nivel de colesterol malo, el riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, y proporciona las grasas esenciales que el cuerpo necesita, pero que no produce por sí mismo.

La grasa mala

Cuando la AHA habla de la grasa mala, habla de las grasas saturadas. Esta grasa se ingiere mayoritariamente mediante los alimentos de origen animal, incluyendo carne (de vaca, de cerdo y grasa de pollo) y productos lácteos (incluyendo queso de leche entera y mantequilla), y mediante los aceites tropicales como son los aceites de coco, de almendra y de palma.

La grasa saturada hace que aumenten los niveles de colesterol malo, los niveles de colesterol bueno y el riesgo llegar a sufrir una enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

La grasa fea

Este tipo de grasa es, según la American Heart Association, los aceites hidrogenados y las grasas trans. La grasa fea la engloban los alimentos procesados hechos con aceites parcialmente hidrogenados, es decir, cuando el aceite convierte en grasa sólida a causa de estar sometido a altas temperaturas. Esto son la comida frita, algunos productos horneados y la barra de margarina.

Los aceites hidrogenados y las grasas trans aumentan los niveles de colesterol malo, también pueden bajar los niveles de colesterol bueno, aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular, y, por último, aumenta el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

Como conclusión, la American Heart Association recomienda llevar una dieta saludable que se incluya la grasa buena, se limiten las grasas saturadas y se mantengan las grasas trans lo más bajo posible. Además, de realizar al menos 30 minutos de ejercicio al día.

 

Deja un Comentario